Consejo: Iniciando a la escritura a los más pequeños

Aprender a escribir es fundamenta, pero en ocasiones puedes resultar una tarea complicada, a continuación os contamos algunos trucos para iniciar a los más pequeños, de una forma natural y divertida.

A la hora de enseñar a escribir a los niños, es necesario que primero dominen su cuerpo y lo controlen, así como sus movimientos. También necesitan contar con cierta destreza manual, y que puedan mover la mano o hacer trazos en el sentido en el que se quiere.

Es a partir de los 3 años cuando los pequeños comienzan a tener sus primeras experiencias con la escritura, en esta etapa es en la que los niños serán capaces de hacer trazos, se familiarizan con los lápices o ceras, y adquirirán destreza con las manos. Durante estos años, además, los más pequeños también serán capaces de reconocer algunas letras y alguna palabra sencilla.

Lo que se conoce como la grafomotricidad, es de lo que se parte para enseñar a escribir a un niño. Es un movimiento gráfico que se hace con la mano al escribir y dibujar.

1 – La música

Una opción, es utilizar la música. Para ello, debes de preparar un ambiente tranquilo y relajado, con una música que estimule al niño. De esta forma, puedes poner música rápida para hacer trazos cortos, y una música suave para los trazos más largos y ondulantes.

2 – Dibujar primero con el dedo

Antes de utilizar lápiz y papel, lo mejor es que los niños comiencen a dibujar con el dedo.Pueden hacerlo en el aire, en harina o la arena de la playa, con pintura de dedos, etc.

3 – Coger el lápiz

Es fundamental que los más pequeños aprendan a coger el lápiz correctamente. Para ello, debes enseñarles a coger el lápiz de la forma adecuada, a sujetarlo entre los dedos, para que luego lo vayan deslizando sobre el papel.

4 – Utilizar plantillas

Para poder conseguir esa destreza manual que necesitan, los niños deben de practicar todo tipo de trazos verticales, horizontales, oblicuos, circulares, en zig-zag, etc. Para ello, en tu casa, puedes hacer plantillas que primero tengan puntos muy seguidos que el niño debe de seguir con su trazo, para finalmente hacerlas más complicadas, incluyendo puntos que los niños deben unir, por ejemplo.

5 – Conseguir que identifiquen y escriban algunas letras

Con el objetivo de que los niños puedan identificar y escribir algunas letras o algunas palabras, lo mejor, es crear un abecedario y colocarlo de forma que lo tenga a la vista. También puedes usar juegos de letras magnéticas, tarjetas de vocabulario, puzzles de letras, etc. Se trata de tratar de mostrar la presencia de las letras y de las palabras en su entorno más cotidiano.

6 – El funcionamiento del lenguaje escrito

Por otra parte, el niño debe de aprender cómo funciona el lenguaje escrito. Para ello, lo ideal es hablar sobre las características de la escritura, leer libros y revistas con él, escribir delante de él, explicarle los signos que acompañan a la escritura, etc. Además, también es bueno animarlo a que escriba su nombre en tarjetas de cumpleaños, por ejemplo, o a escribir una postal.

7 – Otras actividades que ayudan

Debes de tener en cuenta, que para que los niños aprendan a escribir, no hay que practicar solamente la escritura. De esta forma, hay otras actividades como son dibujar, pintar, colorear, recortar, los pasatiempos (de laberintos, o de unir puntos, por ejemplo), entre otras, que pueden ayudar a los más pequeños a desarrollar una fina psicomotricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: